• Pincho moruno atun taberna del campero
  • Atun en tomate con yema fria taberna del campero
  • Rissoto negro de atun taberna del campero
  • Sashimi lomo taberna del campero
  • Tartar ventresca toro taberna del campero

La Taberna del Campero

La taberna de el Campero, trato exquisito del atún de almadraba.

 

Ya lo dicen los lugareños de la zona que todo pez grande tiene un pez chico. Por ello, hoy nos acercamos a Zahara de los Atunes para visitar la Taberna del Campero.

 

Este acogedor local, fresco y lleno de colorido dispone de la misma carta que te ofrecen en la barra del restaurante Campero. El Campero se encuentra en la localidad de Barbate, a 9 kilómetros de  Zahara de los Atunes, al cual le podríamos denominar como el Templo del Atún. No dudamos que en breve consiga una estrella Michelin por el gran trabajo que están realizando, con lo que si tenéis intención de visitar el Campero os aconsejamos que reservéis con mucha antelación ya que esta complicado conseguir una mesa.

 

La costa gaditana es mundialmente conocida por la pesca del atún de almadraba. Un arte milenario que se desarrolla entre los meses de abril y junio cuando los atunes vienen a desovar a las costas y, es en ese momento cuando se permite su pesca. La forma de pescarlos se basa en que varios barcos rodean a los bancos de atunes con sus redes y cuanto más se acercan los barcos las redes van saliendo a flote y con ella, los atunes. Es en ese momento, es cuando los pescadores jugándose la vida, ante estos atunes de entre 200-400 kilos bajan a la red y pinchan con sus ganchos y arpones al atún para subirlos a cubierta.

 

Por todo lo que rodea al atún y por la experiencia en el trato del producto la carta de la taberna del campero como os podéis imaginar gira en torno a este descomunal y sabroso túnido, pero no solo se basa en el atún ya que, también incorpora platos como pescados,arroces y carnes de la zona.

 

La taberna del Campero se compone de dos comedores interiores, un patio y una terraza exterior. Nos sentamos en su terraza exterior para disfrutar del aire de levante que nos calma la caló y empezamos a disfrutar compartiendo varios de sus platos.

 

Comenzamos pidiendo un pincho moruno de atún y un langostino en tempura con alioli de tomate picante. Con el primer bocado del pincho moruno vimos la jugosidad y el sabor, y ya nos hizo presagiar que íbamos a disfrutar de lo lindo. La salsa del langostino era muy parecida a nuestra mayonesa de pimentón del milhojas de pulpo de nuestro recetario con lo que nos hizo sentir como en casa y esbozar una sonrisa.

 

Pasamos a catar la especialidad de la casa y nos fuimos a por el atún sin miramiento. Al ver en la carta el tataki de lomo o el sashimi de lomo, pedimos a la camarera que nos recomendara por cual decidirnos y el sashimi fue el elegido. No tenemos palabras para describirlo, unas finas láminas de atún que a primera vista las podrías confundir con carne roja, con el frescor, el sabor y la textura perfecta, casi nos sobraba la soja y el wasabi.

 

Buen tiempo, verano y terracita es un guiño perfecto y una invitación casi obligatoria para una paella o degustar un buen arroz y por ello,  probamos el risotto negro de atún. Un arrocito meloso que con esa tinta de calamar y los tacos de atún lo hacía diferente y muy recomendable.

 

El atún en tomate con yema fría nos recordó a esa comida casera que ponía nuestra abuela al abrir ese embotado de atún o bonito que solía hacer y no parábamos de untar y untar pan. Simplemente delicioso, el huevo frío como podéis ver os resultará familiar a otro que ya mencionamos en un post del Sagartoki.

 

El plato estrella de la carta a nuestro parecer es el tartar “toro” de ventresca. Este plato te lo montan en mesa los camareros, y es una delicia ver como inicialmente mezclan la soja con el wasabi (preguntan tu nivel de tolerancia al picante) y después sobre una montañita de daditos de ventresca en el que ponen una clara de huevo encima, rocían ese mejunje para después mezclarlo. Acompañan el plato unas finas tostadas de pan para ir haciendo montaditos de tartar que harán que cada bocado sea para levantarte y hacer la olaaaaaa….

 

El resumen de nuestra experiencia es que quedamos atuntaos de la limpieza, sabor y trato que hacen al atún en todas sus variantes y solo os podemos decir que asaltaremos al Campero cuando tengamos oportunidad.

 

 

LA TABERNA DEL CAMPERO
Calle Maria Luisa,6
ZAHARA DE LOS ATUNES

Ningun Comentario

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies