• Cigala de verano y tomate Amelia
  • Risotto de Apio Nabo Amelia
  • Pan Amelia
  • Alitas de pollo Amelia
  • Tartar de ciervo y Bottarga
  • Mollehas con ajo negro y zanahoria Amelia
  • Salmonete con alcachofa y gambas amelia
  • Pato y Maiz Amelia
  • Curd de clementica y esencia de citricos Amelia
  • El queso Amelia
  • Postre Star Wars Amelia
  • Delicicas Amelia

Amelia Restaurant

Amelia Restaurant, el Freestyle de Paulo Airaudo.

 

Allá por el mes de Abril, aterrizó en nuestra querida San Sebastián el chef italo-argentino Pablo Airaudo para abrir el restaurante Amelia. Este chef nómada, y cocinero en más de 13 países venía de conseguir en el año 2015 la estrella Michelin en la trattoria Bottega. Su siguiente reto era conseguir el preciado galardón de Michael Ellis, en la ciudad donde más estrellas conviven.

 

Amelia Restaurant es su proyecto más personal y ambicioso, de hecho, el nombre del restaurante se debe al nombre de su hija con lo que viene a esta ciudad, para residir e impregnar su  estilo.

 

Amelia, es un restaurante en el que dan cabida por servicio a 28 comensales y en el que no existe carta. Sólo dispone de dos tipos de menús, uno corto y otro largo. Su carta de vinos es variada pero un poco escasa si buscas ciertos vinos. Esto es debido a que las raíces de su sumiller proceden de Italia de donde proceden la mayoría de los caldos. Existe la posibilidad de realizar maridajes con los menús,  aunque estos maridajes con un porcentaje elevado de vinos ecológicos e italianos, nos parece que tienen precios tremendamente abusivos y exagerados.

 

Cuando llegas a Amelia Restaurant todo es una “sorpresa” ya que el menú va cambiando según el producto de temporada, con lo que ir preparados para dejaros sorprender.

 

Nosotros nos decidimos por el menú corto compuesto por 11 platos. Os diremos,que nos dejo un sabor agridulce, ya que algunos de los platos que nos sirvieron tenían grandes defectos a nuestro parecer.

 

El primer plato fue una cigala con jugo de tomate que estaba fría, no sabemos si debía ser así o la vajilla con la que vino servida, hizo que la pobre cigalita estuviera menos templada de lo que nos hubiera gustado. Por cierto, el jugo de tomate exquisito, con lo que no dejéis nada en el plato ¡¡¡Por favor!!!

 

Después nos llegó el risotto de apio nabo. Muy logrado pero quizás ese día las muñecas estaban más sueltas de lo normal y se había derramado mas pimienta de lo normal. En nuestro paladar era imposible distinguir los diferentes sabores del plato, una pena.

 

Posteriormente llego por fin el tema que más “Miga” tiene del Amelia Restaurant y con el que nos encontramos bastante desconcertados. Uno de los platos es una hogazita de pan que la acompañan con mantequilla, paté y aceite para untar. Nos indican que es el único pan que habrá en toda la comida, ya que realizan una producción según reservas de comensales en la mesa. ¡ No dábamos crédito! Cuando a posteriori pedimos un poco más de pan y no había, ya que había salsas dignas de enmarcarlas y nos chifla untar y untar.

 

Esa política del Freestyle, en mi casa mis normas pueden marcar la diferencia, pero a nosotros nos marco la indiferencia, ya que no esperábamos que no hubiera más pan en toda la velada, llamarnos harinosos o lo que queráis pero…. ¡¡Fue un disgusto enorme!!

 

Las alitas de pollo junto con el salmonete, su cremita holandesa cítrica y el ciervo nos parecieron unos platos espectaculares, de hacer la ola y aplaudir sin parar. Magníficos puntos de cocción, salsas, combinación de sabores y texturas, como hemos dicho lo mejor de todo el menú.

 

Las mollejas venían acompañadas de una salsa que a nuestro parecer, se comía todo el plato y aunque la molleja tenía una textura maravillosa, pasaba desapercibida gracias a la salsa que era demasiado fuerte a pesar de estar bien reducida. El magret de pato,  un poco pasado de cocción, con lo que se nos quedó tiesito.

 

Sabéis de nuestra adicción por los postres y con anhelo esperamos tanto el helado de cítricos como el queso. El queso tenía una forma de huevo, demasiado ahumado y parecía que te comias la parrilla entera con lo que ni lo terminamos. Que decir del helado de cítricos que tenía unas pequeñas muescas de pomelo que lo adornaban y lo hacían demasiado amargo.

 

A los seguidores de Star Wars les diremos que el restaurante tiene guiños a las saga y tanto las nubes de cardamomo como los bombones que sacan con los cafés son un guiño a las películas, también los caneles que nos sacaron estaban achicharrados!! Quizás, el halcón milenario pasó demasiado cerca e hizo de las suyas con su potente motor porque los dejo incomibles.

 

Como veis, para nosotros la experiencia en el Amelia Restaurant no fue tan brillante como esperábamos, pero para gustos los colores. Eso sí, si vais a efectuar la reserva hay que hacerlo a través de una tarjeta, por medio de su web y dos días antes de la reserva te quitan un porcentaje de la misma, cosa que no nos parece adecuada, ni correcta. Este dinero luego se descuento de la cuenta final, pero no nos parece apropiado cara al cliente.

 

Por otro lado en nuestro caso en particular habíamos reservado con 2 meses de antelación, concretamente un mes antes de que les otorgaran la estrella Michelin y nuestra reserva era a un precio y un tipo de menú diferente. De todos es sabido, que si quieres mantener una estrella y presumes de detalles con tus clientes, al igual que llamas para preguntar si hay alergias o intolerancias con algunos aliementos, no hubiera estado de más llamar para comentar que había cambios en tu carta y sobre todo en los precios.

 

Aún y todo, no quisimos ir condicionados pero hubo ciertos detalles que hacen que el Amelia Restaurant de momento nos aporte más sombras que luces y a falta de pan buenas son tortas!!!

AMELIA RESTAURANT

Calle Prim,34

SAN SEBASTIAN

 

20 Comentarios
  • No puedo estar más de acuerdo con vuestra crítica!

    3 enero, 2018 at 10:37 pm
  • Donosti_food
    Responder

    Jajajaja…yo soy poco panera con lo cual, me sobró pan.Los platos que yo comí, eran todos diferentes excepto el falso risotto de apionabo que aquel día estaba fantástico.
    El tema de los vinos, es cierto, pero para mi no fue un problema.Reconozco que me gustan mucho los menús degustación así que ese tema también me pareció bien. Debe ser porque iba sin expectativas o porque aún no tenían la estrella pero yo salí contenta…ya siento que no lo vivieseis así…

    4 enero, 2018 at 3:48 pm
  • A veces, un trato con fallos que pueden parecer tontos, hace que algo mediocre o con pequeños fallos, te parezca malo o te quite las ganas de volver a dar una oportunidad… Yo no he estado, tampoco lo tengo en mi lista , ya son más de una las críticas como la vuestra. Yo cuando voy a cualquier sitio lo primero es sentirme bien, que el trato no me violente, que no sean empalagosos pero si amables… Luego la calidad de su cocina y su producto ( ya sea barato o carísimo) y el pan… Jajajaja! Eso lo comentamos mucho con mi pareja, en Donostialdea con un pintxo de plantan un cesto de pan y del bueno muchas veces. En Cataluña no pasa …! Lo añoramos, Somo unos panarras😜

    4 enero, 2018 at 6:15 pm
  • Marcos
    Responder

    acabo de leer vuestra critica y me resulta interesante, yo visite el restaurante, por lo visto parece que en las mismas fechas. la critica de ustedes para muy “personal” ya que parece completamente influenciada por gustos personales por lo visto y viendo los lugares que visitan al parecer no visitaron mucho como para poder criticar
    repasando vuestra reseña de los platos, jamas pusieron un pie en italia para ser exacto roma, por lo visto y jamas comieron ese plato tipico, o jamas haber comido una scamorza ahumada, queso tipico y ahumado de procedencia. recuerdo muy bien el postre de mandarina, el cual es enteramente mandarina, ningun otro citrico. las alitas de pollo son excelentes coincido con vosotros,
    hay que ser atrevidos para juzgar de esa manera, espero que trabajen en hosteleria, porque sino juzgar de la comodiad de una silla, podria ser interpretado hasta como una falta de respeto, pero vosotros sabrais incluso seguramente mas que un chef como el o tantos otros con una vasta trayectoria.
    con respecto al vino, yo agradeci pro primara vez alguien me ofreciera algo diferente algo que se salio del molde, y con respecto al precio, bueno creo que todo depende de cuanto vuestra cartera se pueda permitir.

    hay muchos fallos de parte vuestra y poco conocimiento como para juzgar al parecer, pero hay que ser OpenMind y entenderlos….

    como decia anteriormente vuestro problema es que por lo visto sois sota caballo y rey, esto viene luego de poder analizar el contenido de vuestro blog.

    pd: el pato pasado? yo comi pichon esa vez, y no fue la primera vez que comi ahi, conociendo la trayectoria del chef dudo mucho que ese error existiera, aparte, vuestra foto corrobora el punto del pato, comieron un Canelé en vuestra vida? solo por preguntar/comentar..

    4 enero, 2018 at 11:37 pm
  • Peio
    Responder

    ¿Cestos de pan? ¿En plan merendero? ¿Sabíais a lo que ibais? Yo creo que no. Me parece una crítica un tanto pobre, tanto en redacción como en criterio. Aplíquense.

    5 enero, 2018 at 1:47 am
      • Peio
        Responder

        Claro, yo tengo mi propio criterio sobre ingeniería aeronáutica, es decir, no tengo ni reputa idea. Para hacer una crítica hay que tener cierto conocimiento sobre la materia, y visto lo visto…

        5 enero, 2018 at 11:02 am
        • Peio
          Responder

          “nosotros fuimos sin leer ninguna de esas criticas y sin saber que no había cestos de pan”. Insisto, el gusto es un sentido qu se debe educar. Hay personas que ven mal, oyen mal… también hay personas con el paladar, digámoslo, flojo. Para hacer una crítica de este tipo hay que andar con pies de plomo. Y lo del nivel de la redacción… es una crítica constructiva. Saber escribir es lo mínimo que hay que exigir a un bloguero. Sin ánimo de ofender. Un saludo.

          5 enero, 2018 at 12:05 pm
  • Nerea
    Responder

    Totalmente de acuerdo con la crítica. Creo que cuando vas eres consciente a qué tipo de menú te enfrentas. A mí personalmente me parecío que el trato es tremendamente correcto pero frío. Para mí, y es muy personal, eso hace que me sienta incómoda. No salí contenta, me pareció mucho bombo y poco platillo. Al no comer carne, mi menú estaba compuesto por pescado, desde mi humilde criterio hay mucho sabor por mejorar.

    5 enero, 2018 at 10:25 am
  • Rita
    Responder

    Buenas, he oído hablar de todo sobre el Amelia, bueno, no tan bueno, malo, no tan malo… supongo que como en todos los restaurantes y además, que eso es lo bonito que no todos tengamos los mismos gustos.
    Sin embargo, me alegro que seáis sinceros y que no hagáis la pelota como hacen la mayoría de los borregos y que habléis con sinceridad transparencia humildad incluso con humor. Que no todo el mundo está capacitado para entenderlo. No creo que tengas que ser chef ni cocinero ni gastarte millones de euros para saber lo que está rico y lo que no y leyéndoos se ve claramente que faltan detalles como para tener una estrella michelin. Muy buen trabajo chicos y mi más sincera enhorabuena por dar un punto diferente que por supuesto contrastare personalmente en cuanto tenga la ocasión.

    5 enero, 2018 at 5:12 pm
    • EmulsiónGourmet
      Responder

      Hola Rita! Muchas gracias por tus aportaciones, intentamos ser sinceros desde el respeto siempre.un abrazo!

      7 enero, 2018 at 11:39 am
  • Eatgirls_ss
    Responder

    Gracias chicos por vuestra crítica tan constructiva.

    Para gustos los colores. Emulsiongourmet no va de crítico gastronómico ni juez culinario sino de unos comensales que disfrutan de una buena comida y una experiencia gastronómica y que pagan por ello. Igual que nosotras. Libre opinión para todos pero sin ofender, como algunos comentarios. Nos parece que Amelia ha ofrecido detalles feos no aptos para su estrella Michelin pero obviamente algo habrá hecho que la merecieran. Cada uno que juzgue por si mismo. Luces y sombras como en muchos sitios.

    On egin!

    6 enero, 2018 at 12:03 am
    • EmulsiónGourmet
      Responder

      Hola chicas,ya sabéis que somos 2 amigos humildes que disfrutamos de los pequeños placeres y por supuesto que seguiremos haciéndolo y opinando. Amelia tuvo muchos fallos y si así lo sentimos así lo decimos.

      7 enero, 2018 at 11:43 am

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies